Cuidados del Plumero

Como Usar el Plumero de Pluma de Avestruz:

 

El simple contacto de la pluma con las superficies basta para atrapar y retener el polvo, el mismo plumero le hará percibir la delicadeza de movimiento necesaria.

 

Importante: No sacuda con su plumero para “espantar” el polvo. Recuerde; el simple contacto suave y delicado con los objetos hace que atrape el polvo “como un imán”. Tampoco frote o restriegue con el, esto provocaría la ruptura de las plumas acortando su vida útil. 

 

Maneje su plumero como si se tratara de un gran pincel

Este pequeño y práctico utensilio se pueden lavar una y otra vez, las cualidades de la pluma de avestruz y la excelente calidad de fabricación, le confiere la capacidad para ser lavado (mejor que los plumeros convencionales).

 

Lave su plumero al menos dos veces al año, o mejor aún lávelo cada vez que el plumero se aprecie saturado de polvo o cuando se perciba disminución en su eficacia para atrapar el polvo.

LAVADO:

 

  1. Sumerja el plumero en una solución de agua tibia con detergente líquido para platos. También puede utilizar detergente líquido rosa o shampoo para el cabello.
     

  2. Agite suavemente, sin presionar o frotar las plumas contra las superficies.
     

  3. Enjuague el plumero con agua fría y sacuda enérgicamente para eliminar el exceso de agua.
     

  4. Deje secar en un lugar ventilado o al sol, con las plumas hacia abajo.
     

  5. Una vez seco, mueva la mano a través del plumero para esponjar las plumas.

 

El lavado del plumero sólo tarda unos minutos, retorna su capacidad de limpieza al tiempo que extiende su vida útil.

cuidado1.jpg
cuidado3.jpg

Precaución:

 

A las mascotas les gusta jugar con las plumas, mantenga su plumero fuera de su alcance.

cuidado2.jpg

Limpieza del Plumero:

 

Para limpiar el plumero lo lleva afuera, gírelo con fuerza o agítelo para que caiga el polvo. Agitar el plumero después de cada uso o con frecuencia, extiende el tiempo necesario entre cada lavado.